¿Por qué debería importarnos a quién elige EE.UU. como presidente? De todo modo es un asunto interno de EE.UU. y el electorado norteamericano puede eligir quien les da la gana. Sin embargo, hay un clavo. EE.UU. posee un enorme poderío militar mundial y domina el sistema financiero internacional, y por lo tanto nos afecta a todos nosotros, que no somos norteamericanos, cómo van a usar su poder. En este sentido, ambos candidatos no son nada apetecibles. Aun así, para algunos países podría importar quién gane: Cuba, Irán, Yemen y Rusia. Para estos cuatro países, Biden podría ser el mejor resultado. Y también para algunos asuntos globales importantes: principalmente el control de armas nucleares y el cambio climático.

Hay muchos que están horrorizados por la perspectiva de que Donald Trump se convierta en el candidato presidencial por el Partido Republicano de EE.UU. Y con razón. Muchos ponen su esperanza en Hillary Clinton como la candidata moderada, normal y sana. Pero cuando nos fijamos en sus declaraciones sobre política exterior, no queda tan claro, cuál candidato sería más peligroso para el resto de nosotros en calidad de futuro presidente de Estados Unidos. Tomando las declaraciones en sentido literal, parece que es Hillary.