10 03 2016

El cambio de marca de Dinamarca

Fogh Rasmussen, el ex-primer ministro danés que arrastró a una Dinamarca reacia a la invasión ilegal de Iraq en 2003, no sólo ha evitado el banquillo de los acusados, donde muchos piensan que debería estar. A diferencia de lo que ocurrió en por ejemple Inglaterra, también ha evitado que se haga una investigación pública sobre la decisión de participar en la invasión y los posibles crímenes de guerra cometidos. Por lo contrario, fue ascendido a Secretario General de la OTAN y ahora es un orador bien remunerado en eventos internacionales. Él no tiene por qué mirar nerviosamente hacia atrás para ver si alguien le está pisando los talones. No hay problemas, esto es Dinamarca.

Cuando era más joven, Fogh Rasmussen era un ideólogo neo-liberal, pero cuando su mentor y líder del partido liberal, Uffe Ellemann-Jensen, falló en su intento de ganar las elecciones parlamentarias de 1998 y así convertirse en primer ministro sobre una clara plataforma de derecha, Fogh-Rasmussen llegó a la conclusión de que no sería posible ganar las elecciones en Dinamarca plantando abiertamente una política de este tipo. Así que cuando se convirtió en el líder del partido, hizo un giro en U y se declaró de repente partidario del estado de bienestar socialdemócrata, que antes había despreciado. La gente le cresu conversión política, su partido ganó las elecciones en 2001 y él se convirtió en primer ministro (2001-2009) con el apoyo del partido anti-inmigrante visceral, Dansk Folkeparti.

Por cierto que había durante el gobierno Fogh Rasmussen una redistribución de la riqueza en favor de la gente acomodada, pero no intentó hacer un ataque frontal contra el estado de bienestar, y de hecho resultó ser un mal administrador de lasfinanzas públicas del país. El gasto público y la deuda pública aumentaron, y su gobierno felizmente alentó la creación de una burbuja de bienes inmuebles, que estalló con la crisis financiera de 2008 (cuando ya estaba por salir del gobierno para asumir su nuevo puesto en la OTAN).

Aunque no pudo mostrar muchos resultados en la gestión económica, tuvo grandes éxitos en el campo ideológico. Entre sus mayores logros es el cambio de marca de Dinamarca, un legado que ha resultado ser muy durable.

El más visible es el cambio de la imagen de Dinamarca. Aunque Dinamarca desde hace tiempo ha estado sólidamente dentro del campo de la OTAN y ha sido siempre un aliado fiel de Estados Unidos, la imagen que se proyectaba del país era la de una nación pacífica que promovía la moderación, el diálogo y la resolución pacífica de los conflictos. Eso ha cambiado. Ahora la imagen que se proyecta es la de un país abogando por una política exterior "activista", con una predilección por el uso de la fuerza militar. Cuando el ex presidente Bush Jr. no logró convencer a Alemania y Francia de la conveniencia de asaltar Iraq, Fogh Rasmussen se unió en enero de 2003 con Tony Blair (Reino Unido), Aznar (España), Barroso (Portugal), Berlusconi (Italia), Havel (República Checa), Medgyessy (Hungría) y Miller (Polonia) en la firma de una declaración conjunta de apoyo a la invasión de Iraq. Usted puede (re)leer esta declaración ignominiosa completa aquí. Vale la pena releerla: afirma que la ONU había reconocido que Iraq tenía armas de destrucción masiva (lo que noera cierto), se refiere en su justificación al ataque terrorista en EE.UU. el 11 de septiembre 2001 (con él que Iraq no tenía nada que ver, lo que es imposible que no haya sido de su conocimiento), etc. Un documento realmente increíble y que tuvo graves consecuencias para millones de gente.

Así que Fogh Rasmussen logró convenceral Parlamento danés de ir a la guerra, y una vez que "los muchachos" estaban allá, la mayoría de la población comenzó a apoyar la guerra también. Esta fue la primera guerra en que Dinamarca había participado desde la guerra de 1864, cuando Prusia atacó y venció a Dinamarca (no tomando en cuenta el par de horas de resistencia fingida que libró el ejército danes antes de capitular formalmente frente al ejército alemán en 1940). El objetivo ideológico era liberar Dinamarca del "síndrome de 1864" y colocar Dinamarca sólidamente en el club de las naciones guerreras. Ha sido un éxito rotundo. Después de la guerra de Iraq y sus logros sin gloria de destrucción sin sentido, muerte y caos, la mayoría de la población danesa ha acogido favorablemente las nuevas aventuras con nuestros grandes aliados americanos e ingleses en Afganistán y Libia, otra vez dejando un rastro sangriento de destrucción y caos, y una gran mayoría del Parlamento danés acaba de acordar ir a la guerra otra vez, esta vez en Iraq (una vez más) y Siria. Así que sí, la marca de Dinamarca ha sido profundamente reformada. Ahora es una nación de guerreros, no en la defensa justa de la soberanía frente a poderes extranjeroshostiles, pero al son detteorema de Clausewitz: "La guerra no es más que la continuación de la política por otros medios" - así que esto es simplemente la nueva forma de Dnamarca de hacer política exterior. Y esta nueva línea ha sido posteriormente continuada de manera fiel por los cancilleres de tanto el partido socialdemócrata como por el partido radical (tradicionalmente pacifista) y el partido Socialista Popular. Bien hecho, Fogh Rasmussen. Es realmente un logro impresionante.

El otro objetivo principal ideológico era deshacerse de la modestia danesa, enraizada en el pensamiento del sacerdote y educador popular danés del siglo 19, N.F.S. Grundtvig, quien - siguiendo una tradición de autores rurales como Steen Steensen Blicher – rendía homenaje a la gente sencilla y trabajadora, con un cierta tendencia anti-élite y anti-intelectual, una tradición que ha tenido continuidad en el partido socialdemócrata y en la izquierda del país. Esta modestia ha sido criticada a menudo como un producto de la "Ley de Jante", que - según se dice - no permite que personas brillantes prosperen gracias a la hostilidad de la sociedad a todos los que se distinguen (erróneamente, creo, probablemente debido a que son pocos los que realmente se han tomado la molestia de leer el libro de Sandemose de 1933, pero eso es otra historia). La lógica parece ser que esta inclinación por la modestia es la razón del sentimiento igualitario en la población, históricamente fuerte, en el cual se basa el apoyo al estado de bienestar, y que crea resistencia a los llamados "reformas del lado de la oferta", como fueron implementadas por Reagan y Thatcher. No se ha alcanzado plenamente librar el país de este lastre histórico, pero hay grandes avances en este sentido. Ahora hay más aceptación y hasta aprobación de que algunas personas amasen fortunas y deliberadamente expongansu vida ostentosa. La gran mayoría de la población danesa es ahora parte de la lotería de la vivienda, donde el futuro económico de una persona depende del momento en que logra entrar al mercado volátil de la vivienda, buscando donde vivir. La vieja consigna de 1968 de "la ciencia para la gente, no para la ganancia" ha caído en el olvido hace tiempo, ya que las universidades estánahora estrechamente ligadas al sector corporativo, etc. Pero la victoria no es completa - al menos no todavía. El mayor obstáculo es que la mayoría sigue pensando que los "hombros más anchos deben soportar la carga más pesada", por lo que ha sido difícil lograr rebajar más los impuestos para la gente acomodada, aunque hay que reconocer que el gobierno actual realmente ha hecho un gran esfuerzo para lograrlo. Tal vez lo lograrán en un futuro cercano.

Cuando la "coalición de los dispuestos", formada por EE.UU.para invadir a Iraq con la participación, de Dinamarca, las Islas Marshall, Micronesia, El Salvador y 44 otras naciones importantes, finalmente anunció que el asalto a Iraq iba a comenzar, Bush Jr. declaró: "El juego ha terminado". A lo que el entonces ministro de Asuntos Exteriores francés Villepin secamente respondió: "Primero, no es un juego. Segundo, no ha terminado" (citado por la memoria), y tuvo razón. Así que, a lo mejor el juego no ha terminado todavía.

Visto 1237 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Thorbjorn Waagstein

Thorbjørn Waagstein, Economist, PhD, since 1999 working as international Development Consultant in Latin America, Africa and Asia.

Más en esta categoría:

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.